Joy Skarka

by Joy Skarka


0
0

COVID-19 y pornografía: Una salida rápida, pero no una solución

Estoy encantada de presentarle a la comunidad de Intimidad Auténtica a nuestra nueva Directora de Discipulado, Joy Skarka. Joy nos trae no solo educación y experiencia, sino también su propia historia de transformación de la esclavitud sexual a la libertad en Cristo. —Juli

Desde el inicio de COVID-19, la industria de la pornografía ha experimentado un aumento masivo en el tráfico de sitios web. El 24 de marzo, un sitio importante anunció que su contenido premium sería gratuito para todos los visitantes, lo que resultó en un aumento masivo del 18,5%. El sitio explicó que ver pornografía gratis alentará a las personas a quedarse en casa y aplanar la curva. 

No es de extrañar que muchos recurran a la pornografía en nuestras circunstancias actuales. Lo sé porque esta solía ser mi historia. En momentos de dolor, recurrí a la pornografía para escapar de mi realidad. Involucrarme con la pornografía parecía ser una solución rápida para mis emociones y sentimientos negativos, pero nunca fue algo completamente satisfactorio. Estas emociones y sentimientos negativos pueden incluir miedo, ansiedad, aislamiento, estrés y aburrimiento, todos los cuales se encuentran actualmente en su nivel más alto para muchos de nosotros.

En nuestro miedo y ansiedad en medio de la pandemia de COVID-19, buscamos cosas que nos reconforten y nos hagan sentir seguros. Vemos las noticias y recurrimos Twitter. Compramos todo el papel higiénico y las toallitas húmedas de los estantes. Tenemos una maratón de Netflix con la esperanza de que una pequeña distracción y una rápida sensación de placer calmen nuestros nervios.

La pequeña decisión que tomamos de recurrir a la pornografía en busca de comodidad tiene un impacto duradero en nuestros cerebros. La pornografía reconfigura nuestro cerebro reconstruyendo nuestros patrones neuronales y creando vínculos con las imágenes. A menudo, comenzamos mirando imágenes simples, uniéndonos a una sala de chat, leyendo una novela romántica o recurriendo a la pornografía en Internet. Luego, la dopamina, una sustancia química placentera, se libera en el cerebro. Con el tiempo, desarrollamos tolerancia y nos volvemos insensibles a las imágenes. Cuando los niveles de dopamina ya no son lo suficientemente altos como para sentir placer, una persona querrá algo más fuerte. Al igual que una adicción a las drogas, una persona puede desarrollar una adicción química a la pornografía.

En el momento en que vemos la pornografía, no pensamos en los impactos negativos duraderos. Este es el poder de la adicción, pero la buena noticia es que adoramos a un Dios que tiene el poder de superar nuestras adicciones y traer sanidad a nuestro cerebro.

Mientras estamos en cuarentena, también podemos sentirnos solos. Vivir solo o incluso con un compañero de cuarto o apartamento durante una crisis como esta puede acentuar el aislamiento de la soltería. Es posible que no te sientas querido o deseado cuando estés atrapado dentro de las paredes de tu hogar. Y el matrimonio también puede sentirse solitario. Cuando dos personas se ven obligadas a pasar tiempo juntas, el conflicto puede hacer que desees vivir solo. En nuestro dolor, buscamos soluciones rápidas para solucionar nuestros problemas del corazón. (Mira la Guía de supervivencia matrimonial: sobreviviento una cuarentena con tu cónyuge.

Nuestras almas anhelan intimidad y conexión. Durante este tiempo en que las personas están atrapadas en casa, separadas de sus seres queridos y viviendo con miedo, tiene sentido que busquemos algo para satisfacer nuestros anhelos. Fuimos creados para la intimidad. Fuimos creados para ser amados y querer amor, pero buscamos cosas que nunca nos brindarán satisfacción duradera.

El mundo a menudo separa la intimidad del sexo. Puedes tener sexo sin intimidad e intimidad sin sexo. La pornografía es sexo sin intimidad. Si bien promete conexión, la pornografía finalmente creará un mayor aislamiento de las personas, de Dios y de la hermosa imagen de cómo fue diseñado el sexo. El sexo es relacional. El sexo es espiritual. La pornografía aísla y nunca llenará nuestros anhelos. Con el clic de un botón, podemos sentirnos “conectados” durante unos minutos, pero esta sensación se desvanece rápidamente.

Si la pornografía no satisface tus necesidades, ¿qué lo hará?

La tentación es una forma ilegítima de abordar nuestros legítimos anhelos. Tu ansiedad y soledad son reales. Acudir a la pornografía es una solución fácil para nuestros miedos, soledad y aburrimiento, pero ¿es algo duradero?

Lo único que llenará los anhelos y deseos de nuestro corazón es la intimidad con Dios. Dios quiere usar nuestras circunstancias actuales para permitirnos volver corriendo a él y experimentar su intimidad.

Mi oración, tanto por mí como por todos nosotros, es que usemos nuestro dolor para bien durante esta temporada. Oro para que incluso en los momentos en que nos sentimos solos o luchamos con la ansiedad, corramos a Dios en busca de su consuelo y no a la pornografía.

Si a veces tienes problemas con la pornografía o incluso si recientemente tuviste una recaída importante, aquí hay algunas herramientas y pasos prácticos: 

1) Acude a Dios para satisfacer tus anhelos.

La intimidad con Dios se puede profundizar mediante la oración, la lectura de la Biblia y la adoración. Use su tiempo extra en casa para pasar tiempo en la presencia de Dios. (Mira un devocional de Juli Slattery acerca de la intimidad con Dios.)

2) Acude a Dios en busca de sanidad. 

Hoy, durante mi tiempo con Dios, leí la historia de Jesús sanando a la mujer con el flujo de sangre. Durante doce años, ella sufrió e incluso gastó todo su dinero tratando de mejorar, pero solo empeoró. Después de extender la mano y tocar el manto de Jesús, su sangrado se detuvo de inmediato.

Si has luchado con la pornografía durante años, hay esperanza. Acércate a Jesús y él puede brindarte sanidad duradera. 

3)Encuentra una comunidad en línea.

Únete a nuestras citas nocturnas o hazte miembro de nuestra comunidad Necesitamos conectarnos con personas reales a través de videoconferencias y hablando por teléfono. Haz una video llamada con un amigo y oren juntos. Necesitamos a Dios, pero también necesitamos una conexión humana. Internet puede ser una herramienta poderosa para conectarnos o una herramienta peligrosa que puede aislarnos de Dios y de los demás.

También puedes unirte a grupos en línea que brindan apoyo comunitario y específico al área de pornografía. Actualmente lidero un grupo de Pure Desire. Únete a un grupo hoy.

4) Consulta otros recursos de Authentic Intimacy.

5) Aprende a estar en tu incomodidad.

En lugar de recurrir a la pornografía, Netflix o la comida, escribe tus sentimientos en un diario. Date permiso para llorar, para admitir que te sientes abrumado, solo o ansioso. No necesitas negar estos sentimientos, sino volverte a Dios con ellos. Clama a Dios; él puede ocuparse de nuestros miedos, preocupaciones e inseguridades. Él es todopoderoso y omnisciente y el mejor consolador. Mientras practicamos este acto de rendición y aprendemos a estar en nuestra incomodidad, ejercitaremos este músculo. Esta acción puede parecer difícil ahora, pero con el tiempo será más fácil. 

Todo lo que el COVID-19 revele sobre nuestros corazones, Dios puede sanarlo. El es nuestro sanador. ¡Oramos por ti en esta temporada!

A Joy Skarka le apasiona crear espacios en donde las mujeres puedan ser libres de la vergüenza. Joy obtuvo su licenciatura en la Universidad del Sur de Florida, una Maestría en Artes del Seminario Teológico de Dallas (DTS) y actualmente está cursando un Doctorado en Ministerios Educativos de DTS que estudia cómo las mujeres encuentran la libertad de la vergüenza sexual.

Mientras estaba en la universidad, comenzó a escribir, hablar y dirigir pequeños grupos en línea con el objetivo de ayudar a las mujeres a ser libres de la vergüenza sexual. En 2020, Joy hizo la transición de su ministerio para servir como Directora de Discipulado en Authentic Intimacy (Intimidad Auténtica). Joy se casó con su esposo Zack en 2017 y viven en Florida.  

Comments

To leave a comment, login or sign up.

0

Favorites

Tags

See which tags match your interests. Create an account today